El género caballeresco, a caballo entre la sátira y el honor

Imagen
Subtitulo
Nombre Propio
Compartir
Link
Información2
Información
Html

Si hay una producción literaria que mereciera por derecho propio una presencia en la sección de literatura de esta página, esta sería la de nuestro ilustre Don Miguel de Cervantes Saavedra. Y, por supuesto, no podría faltar un homenaje a Don Quijote de la Mancha, su obra maestra que lleva conquistando a millones de ávidos lectores tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. Hoy vamos a repasar brevemente la representación del concepto de caballería en su obra, que ya en tiempos cervantinos se consideraba como anticuado. Además, trataremos de ver cómo esta inspiración satírica ha llegado hasta nuestros días en producciones artísticas y lúdicas modernas. También veremos cómo los tiempos modernos han sido testigos de un regreso más honorable del género.BSNdonquijote


Don Quijote, una obra maestra del siglo de oro español, que abrió la veda de la sátira caballeresca.

El género de caballerías ya vivía horas bajas cuando Cervantes tuvo la idea de hacer una obra basada en esta temática. El ideal caballeresco mezclaba una serie de valores que se encontraban en decadencia y que la pluma cervantina supo plasmar con arte, maestría e ingenio sobre el papel. Los tiempos del esplendor de los templarios había quedado atrás. Cervantes consiguió hacer una novela que dejó al descubierto las vergüenzas de toda una época: elitismo, grandes desigualdades entre ricos y pobres, entre señores y vasallos, corrupción, explotación, discriminación, etc.

Don Quijote, el famoso hidalgo manchego, resultó ser una suerte de antihéroe caballeresco que trató de revertir estas situaciones indeseables. ¿Por qué antihéroe? Porque, al contrario de las ilustres figuras caballerescas, Don Quijote muestra una gran cercanía con la condición humana, defensor de ideales nobles, pero sujeto a numerosas debilidades que suelen llevarle al fracaso. Y en esto radica el gran atractivo de la obra, además de suponer una gran sátira a la cultura caballeresca decadente ya a principios del siglo XVII. Este es el secreto que ayuda a entender que, desde su publicación, la sombra de la sátira, el humor y la ironía hayan estado tan presentes en las representaciones artísticas y culturales de esta temática.

La sátira caballeresca ha gozado de gran presencia en el mundo de la cultura y el entretenimiento.

El mundo del cine ha sido especialmente proclive a adoptar un enfoque gracioso del mundo de los caballeros andantes. Es algo especialmente patente en el género de la comedia: ¿cómo no recordar aquí una película desternillante como El Caballero Negro, con notables guiños quijotescos? Tampoco el género de la ciencia ficción ha estado ajeno a las adaptaciones cinematográficas en clave de humor. Los visitantes regresan por el túnel del tiempo nos transportaron a un mundo de locura de viajes en el tiempo y gestas caballerescas alocadas e imposibles. ¿O cómo olvidar las carcajadas desencadenadas por los Monty Python en Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores, que ahora puedes ver en Netflix?

Algunos reductos en los que el honor caballeresco resiste con fuerza a cualquier tipo de sátira.

A pesar de la corriente burlona iniciada por la obra de Cervantes en la época dorada de las letras españolas, lo cierto es que los tiempos modernos han visto un notable resurgir del género de caballerías en un tono serio y honorable. Uno de los ejemplos más curiosos es el de la máquina tragaperras Fortress Charge, disponible en el casino online Betway, que nos mete en el papel de un aguerrido caballero que debe abrirse paso heroicamente venciendo a todo tipo de temibles adversarios. Tensión y expectación le esperan al jugador, más que humor o sátira. Destacan también obras como El Señor de los Anillos, con más de 150 millones de copias vendidas y nueva serie en Amazon Prime, en los que el honor de los caballeros está más que presente. También obras de autoras españolas, como la reciente Protectores de Asgard, apuestan por el honor de los caballeros. Y, más recientemente, destaca la obra de George. R. R. Martin, que ha devuelto el brillo perdido al género caballeresco con el fascinante universo de Juego de tronos.bsnmolinosEn resumidas cuentas, el legado satírico de Cervantes ha influido notablemente en el desarrollo posterior del género de caballerías. No es de extrañar, dada la genialidad del literato español más famoso de todos los tiempos. Pero es también cierto que la honorabilidad del género ha vuelto con fuerza debido a los novelistas modernos que no se han podido resistir al influjo épico del género.